sábado, 12 de noviembre de 2011

Más sobre Sebastian


Sobre Sebastian: Tienes que amar a tu bebé demonio.


Pregunta: "Sebastian sigue siendo mi personaje favorito. Junto a Magnus. Incluso después de todas las cosas horribles que ha hech. ¿Cómo manejas ésto? Hacer que nos gusten personajes que son malvados y malos, ¿pero que los sigamos amando hasta la muerte?"

A lo que Cassie ha respondido:

He decidido dejar responder a ésta pregunta a mi amiga y compañera escritora Sarah Rees Brennan, quién tiene un amor por Sebastian ilimitado y quién a veces se mete en mi ordenador e inserta escenas en las cuales Sebastian salva gatitos de infiernos, y pone vendajes en las patas heridas de pequeñas ardillas, así que tengo que tener un ojo de águila en ella. Claramente, ella es la persona indicada para responder a ésta pregunta. Spoilers para Ciudad de Cristal, etc., a continuación:

Y ésto es lo que Sarah Rees Brennan ha posteado sobre la cuestión que Cassie le ha enviado:

Pues mi compañera Cassandra Clare tiene a una lectora que acaba de preguntarle por qué uno de sus villanos, Sebastian de la saga Cazadores de Sombras, es tan adorable. Como cada vez que estoy con ella, pregunto ansiosamente '¿Qué le has hecho a Sebastian? ¿Cómo está Sebastian?' o tranquilamente, tranquilamente me deslizo en su ordenador lejos de ella y escribo muy rápido, esperando que no se de cuenta: 'Entonces Clary abrazó a Sebastian, le abrazó y no lo dejó ir hasta que él se sintió de alguna manera menos malo. Hubo algunas recaídas asesinas pero básicamente después de eso él sabía que era querido.'.. Cassie volvió la pregunta a mí.

Éste es Sebastian. Míralo. CLARAMENTE necesita un abrazo.

Bueno, Sebastian fue criado aislado por un DEMONIO y EXTREMADAMENTE DURO padre: todas las indicaciones son que su infancia no fue completa con maratones de padre-hijo de Mi Pequeño Pony: La Amistad Es Mágica.

Además, Sebastian es un poco demoníaco. Si me conocéis o habéis leído alguno de mis libros o habéis pasado tres minutos en mi compañía en algún momento, sabéis que me gustan los demonios. Quiero decir... ¡Demonios! Por supuesto que no son como las personas. Por supuesto que tienen un poco de tendencia hacia la maldad. ¡Los hace fascinantes!
Otro obvio candidato para la CIUDAD DE LOS ABRAZOS.

Naturaleza y educación están en contra del joven Sebastian, y hace numerosas cosas terribles. Pero no pasa todo su tiempo en la cima de la montaña Skullcrusher, acariciando un gato. Está CELOSO del horrible afecto de su padre por su otro hijo, y ESPERA que su hermana sea de alguna manera como él... Por que nadie más es como él.

Está en definitiva, ¡pidiendo a gritos una conexión! La cuál nunca ha tenido. Si hubiera tenido a alguien que lo hubiera querido, todo podría haber sido muy diferente.

Como todos sabemos, pero Sebastian no lo sabe: el amor te hace real. Hace a otra gente real para ti, también. Sebastian es muchas cosas: no es completamente humando siendo uno de ellos, pero otra es un niño quién no ha sido criado en un ambiente de amor. Por supuesto que alguien que no ha sido querido es capaz de cosas terribles.

Hay un montón de medios preguntando qué haces si alguien nace, ya sabes, un poco maligno. ('¡Niño sano! Ictericia leve. Sed de mal.") El bebé de Rosemary. The Ring. The Omen. El libro de Lionel Shriver que se acaba de convertir en una película excelente...

Los monstruos no son adorables. Yo los encuentro adorables porque no son adorables. Puede no acabar bien, pero tienes que intentar amar a un monstruo. Solo porque es interesante pensar cómo responderían.

¡Ejem! Team que alguien abrace a Sebastian, aunque eso pueda acabar con heridas corporales.



Nota gracias a TMI news en español




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias en tu correo