sábado, 10 de diciembre de 2011

Entrevista de Cassie con Diversity in YA Fiction


Cassandra Clare es la escritora de la trilogia bestseller Cazadores de Sombras, empezando con Ciudad de Hueso, la cuál introduce al cazador de sombras medio ángel que mantiene al mundo ordinario seguro de los demonios. El último libro de Clare, Príncipe Mecánico, es el segundo en la precuela trilogía, Los Orígenes, basada en la Londres Victoriana.

El primer libro de esta precuela trilogía, Ángel Mecánico, nos trajo a una nueva heroína, Tessa Gray, que descubrió que su hermana estaba envuelto en algunos líos del submundo que resultaron en parte ser criaturas mecánicas y, por supuesto, Cazadores de Sombras. En esa secuela, Tessa continúa descubriendo los misterios del mundo de los Cazadores de Sombras, así como tratar con sus sentimientos por dos chicos: el sarcástico pero sexy Will, y el bueno pero enfermo Jem - quién es medio chino.

Pregunté a Cassie sobre su inspiración por Jem, los retos que representan un interés amoroso asiático en la portada del libro, y sus secretos pro crear un interés amoroso sexy en novelas para jóvenes adultos.

Malinda Lo: ¿Cuál fue tu inspiración para Jem?

Cassandra Clare: Pienso, que como muchas cosas cuando estás escribiendo, Jem es una mezcla de ideas y arquetipos que me fascinan. Sabía desde el principio que no quería todo el cast de Los Orígenes blanco, a pesar de su escenario. Fui a una exhibición al Rijkmuseum en Amsterdam enseñando pinturas de familias Eurasiáticas - hombres blancos, holandeses y británicos, con sus mujeres indias, indonesias y chinas, y sus hijos bi raciales.  Empecé a fascinarme por la vida de esos niños, quienes realmente estaban entre dos mundos. También supe que quería escribir sobre dos chicos, uno roto físicamente pero emocionalmente fuerte y el otro emocionalmente roto pero físicamente fuerte, y se convirtieron en Will y Jem, Will siendo el último y Jem el primero.

También siempre me he fascinado con la figura de Ketsian de la belleza, poeta moribundo - tosiendo sangre en pañuelos blancos, en nueve yardas- En el siglo XIX, el "consumo" llegó para hacernos más bonitos y creativos incluso si te mataba - haría tus ojos brillar como con la fiebre, sonrojar tus mejillas, y hacerte esbelto - probablemente no hizo a nadie más creativo pero Keats fue una figura muy romántica. Pero no quería a Jem tener una TB - ¡demasiado mundano!

También tengo fascinación con las guerras del opio y el echo que en algún punto, el Imperio Británico fue el camello más grande del mundo. Así que decidí que lo que Jem tenía era una adicción, más que una enfermedad, y tener esta adicción forzada podría estar paralela a la historia del opio de China y la relación fracturada entre Inglaterra y China. En cuanto a tocar el violín, fue una inclinación a mi droga literaria favorita, Sherlock Holmes.

ML: ¿Cuáles fueron los retos, si hubo alguno, en escribir un personaje medio chino que vive en el siglo XIX?

CC: Bueno, siempre te preocupa que vayas a estropearlo todo. ¡Y estoy segura que tengo una míriada de maneras! Pero lo intenté.

Sabía que sentarme a escribir Los Orígenes iba a suponer una enorme cantidad de investigación. Entré en este proyecto de locos, durante seis meses no leído ningún libro que no estuviera basado en la época Victoriana, o de alguna manera, que tratara sobre ese período. He leído todos los diccionarios de jerga de principio a fin, libros de cocina, compré mapas raros y grabados.

La cosa es que, si bien hay una enorme cantidad de información sobre el Londres Victoriano, es difícil rastrear información de la chica de ésa época, especialmente de Shanghai. Stella Dong's Shanghai: The Rise and Fall of a Decadent City fue de gran uso así como Maurice Collis' Foreing Mud. También desenterré tanto como pude en el camino los recuerdos actuales y testimonios en primera persona. El Almanaque de shanghai y la Miscelánea publicada en 1856, por el Herald del norte de China, ofrece información exhaustiva para alguien que vive en Shanghai - incluyendo una lista de todos los extranjeros residentes en Shangai, así que podía saber, por ejemplo,  que el inspector de seda Blenkin, Rawson y Co. en 1855 se le diría que era Edward Clarke y cómo encontrarlo.

También descubrí mapas y croquis (muchos de ellos se asemejan y de aproximadamente del mismo período) de Shanghai de la Casa Mapa de Londres, que está en la calle Beauchamp y lo tiene todo. Pero era un montón de trabajo y, probablemente, de lo que aprendí, yo solo podía utilizar un 10%, para llenar el fondo de Jem. Pero me sentía como que tenía que saberlo, para poder conocerlo mejor.

ML: No recuerdo la última vez que vi a un chico asiático en la portada de una novela para jóvenes adultos - hasta Príncipe Mecánico- ¿Puedes explicarnos un poco sobre el proceso de diseño para Príncipe Mecánico?

CC: Pienso que la portada de Betrayals de Lili St. Crow cuenta con tres personajes, uno de los cuales es un muchacho asiático. Eso es todo en lo que puedo pensar, pero yo no soy una experta en portadas, aún así, no tiene una que serlo para ver la falta de representación masculina asiática en portadas de novelas para jóvenes adultos.

En cuanto al proceso de diseño de la portada de Príncipe Mecánico - sabía que iba a salir Jem en la portada- Y mientras que tenía poca participación en mis portadas cuando empecé a escribir, este es mi sexto libro con Simon and Schuster, y el proceso del diseño de la portada me involucra más ahora. Fui avisando desde el principio que tenían que encontrar a un modelo bi racial de Jem y que tenía que ser guapo.

Veo cómo esto último puede parecer tonto, pero hay tal cancelación de sexualidad de hombres asiáticos en los medios de comunicación, y Jem, aunque es una persona buena y dulce, también se supone que tiene que ser sexy y guapo. (Quiero decir con seguridad que no puedo ser la única persona de consumo de músicos brillantes.) Fuimos a través de varios sitios de modelos y encontramos ejemplos de modelos masculinos medio asiáticos preciosos y los enviamos, y el fotógrafo seleccionó uno que le gustó su mirada.

Diría que el golpe solo fue cuando me envió la primera serie de composiciones, Jem llevaba un sombrero que quitamos. Creo que la idea era ir para una mirada despreocupada, pero que oculta toda la mitad superior de su rostro. Yo dije, "Sombrero no. Voy a morir en la colina de este sombrero. Tenemos que ver todo el rostro." no sé si es que tenían que hacer re-grabaciones o no, pero fue el sombrero.

ML: Magnus Bane es uno de los pocos personajes masculinos bisexuales en novelas para jóvenes adultos (si no es el único), y parece que tiene una base de fans sólida. ¿Esperabas eso? ¿Por qué o por qué no?

CC: Mi mejor amiga, mientras era pequeña - y sigue siéndolo - es bisexual, y aunque no quiero comparar crecer con alguien GLBT (gay, lesbiana, bisexual, travesti) que ser GLBT uno mismo, ves lo que experimentan y sientes que tienes que eliminar la discriminación.

Siempre sentí que los bisexuales nunca tuvieron un trato justo - sabía que ella se sentía excluida, tanto a la hora de la comunidad etéreo normativa (bueno, si podía salir con chicas o chicos, ¿por qué no salir con muchachos?) y que la comunidad gay no fue tan receptora como ella pensaba. Así que pensé, ¿por qué no un personaje bisexual que se tiente orgulloso de serlo y seguro de él mismo? (Una especie de nota interesante: Magnus no fue creado inicialmente para salir con Alec - sabía que Alec era gay, y Magnus era bi, pero su relación evolucionó de manera muy orgánica a lo largo de la saga.)

Y no, nunca pensé que Alec y Magnus iban a ser tan populares, creo que esas cosas no las tienes en cuenta cuando escribes el primer borrador. Los lectores siempre te sorprenden.

ML: ¿Qué consejo darías a un escritor que tiene miedo de escribir más allá de su experiencia personal, ya sea en raza, cultura u orientación sexual?

CC: Investiga tanto como puedas. Aprende tanto como puedas. El trabajo de Nisi Shawl y Cynthia Ward en Writing the Other tiene un libro que lo acompaña, y una buena variedad de buenos y honestos críticos siempre es útil. Por último, cuando tu retrato de esos que son diferentes a ti, ya sea por la raza, sexualidad o cualquier otra cosa, es criticado, puede ser difícil de escuchar y despertar un sentido de la actitud defensivo, pero lo mejor que puedes hacer es permanecer tranquilo y escuchar. Y seguir intentando más.

ML: Todos tus libros están repletos de romance latente, y podría decirse que eres la reina de los chicos malos en libros para jóvenes adultos. :) ¿Tienes algunos consejos para crear un interés amoroso realmente sexy? (¿Buenos abdominales?)

CC: Bueno, abdominales de acero siempre son útiles. Honestamente creo que hay dos cosas que son clave para una historia de amor sensual: la primera es que debe ser bueno en lo que hacen. Hay pocas cosas más sexys que ver a alguien que tiene éxito en algo que hace extraordinariamente bien - la diferencia entre un chico malo es que ellos saben que lo hacen muy bien y que te enciende, los chicos buenos no lo hacen. Y debe haber una pizca de vulnerabilidad. Tu chico no tiene que estar atormentado, pero la chica o el chico que le gusta tiene que ser capaz de ponerse bajo su piel y formar la armadura, o no es divertido.


Gracias a TMI news en español

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias en tu correo