martes, 20 de septiembre de 2011

Curiosidad sobre Jem!!!!!!!!!


Le han preguntado a Cassandra si la primera vez que creó a Jem si ya tenía la enfermedad o si eso vino después. Y también si sus uñas son planeadas como su pelo, a lo que Cassandra ha respondido:

Regresé y traje una propuesta y vendí la trilogía el pasado 2008. Sí, Jem siempre tuvo la enfermedad. Él es un pedazo de esa propuesta (así que puedes comprobar cuántas cosas se quedan y cuántas cosas ellos cambian).

"Esa noche Tessa oye un extraño ruido y se levanta en medio de la noche para averiguar sobre el sonido. Resulta que es Jem, quién ha estado muy enfermo. Ella estaba apunto de correr a pedir ayuda cuando él la detiene; él menciona una caja tallada en su vestidor y le pide si puede traérsela. Está llena de un polvo pálido plateado el cual él respira. Él le cuenta que creció en el Instituto de Shanghai y que él y sus padres fueron capturados por un brujo quién torturó a Jem y a sus padres con unos polvos de demonio que actúan como una droga en los humanos. Los padres de Jem murieron, y Jem también hubiese muerto sino lo hubieran salvado en el último momento. Él se mantiene, de todos modos, dependiente de la droga y morirá sin ella. 

Así como Tessa deja la habitación de Jem, va a ver a Will, en quién, parece ser, recae el trabajo de la administración de la droga de Jem. Él parece enfadarse cuando descubre que Tessa ya lo ha hecho. Ella comenta con pena a Jem que Will es nada de lo que ella había pensado que era; que cuando ella lo conoció había sido amable, y ahora era horrible. "Si lo ves siendo débil, te odiará por ello," Jem le cuenta,"pero él necesita gente así, también, gente que sabe que él es más de lo que aparenta ser. Persevera y descubrirás en él a una persona que vale la pena conocer."

Bueno, ninguno de los diálogos en realidad sobrevivió pero el esbozo básico está ahí Mi editor expresó preocupación por el hecho que a nadie se tomaría en serio a un adicto a la droga como interés amoroso y yo dije:

"No pienso que Jem es un adicto tanto como un inválido. La droga que toma no le coloca, solo prolonga su vida, por lo que él es más como un diabético que necesita insulina que un drogadicto. Lo inspiré en Keats y Shelley, el tropo de consumo y poeta, alguien que está muriendo en una bonita forma, tosiendo sangre en su  pañuelo de encaje, etc, no en el tropo de adicto. No pienso que él salga como débil - es alguien que viene junto a la lucha en lugar de estar en casa enfermo. Pero como una chica adolescente yo me habría vuelto loca por chico guapo y dulce que muere."

El tiempo lo dirá, ¡Supongo! Y referente al tema de las uñas, le pregunté a mi mejor amiga, una doctora, y dijo que a pesar de que pelo y uñas estén echas de keratina, no hay razón para que la enfermedad que afecta a uno afecte necesariamente al otro. También dijo "¡Es magia! ¡funciona como quiere!" Pienso que está cansada de mi porque siempre le hago preguntas extrañas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias en tu correo